¿Cómo actúa una persona manipuladora cuando es descubierta?

Las personas manipuladoras tienen ciertas tácticas para controlar, influenciar y obtener lo que desean de los demás, pero si son descubiertas, ¿cómo actúan? En este artículo vamos a ver más acerca de cómo una persona manipuladora se comporta cuando es descubierta.

Índice
  1. ¿Cómo actúa una persona manipuladora cuando es descubierta?
    1. Negación del problema
    2. Consiguiendo otro tipo de ventaja
    3. Amenazas, presión y retirada
    4. Perdón sin disculparse
    5. Condiciones para aceptar el cambio
    6. Comunicación constante y encuentros presenciales
  2. Conclusión

¿Cómo actúa una persona manipuladora cuando es descubierta?

Negación del problema

Es habitual que la persona manipuladora niegue el problema una vez descubierta. La manera de lidiar con el asunto se puede condensar en la frase: "No hay forma de que he manipulado a la otra persona". Esta forma de negación solo se consolida cuando la otra persona se calla y le permite seguir con esa actitud, lo cual no se recomienda, debido a que la persona manipuladora no acaba de asumir su responsabilidad ni se preocupa por el bienestar de la otra. Esto conduciría a la siguiente pregunta: Si la persona manipuladora se niega a admitir que manipula, ¿cómo va a buscar soluciones para remediar la situación? La respuesta a esta pregunta es clara: no lo hará. Es importante que que todos los afectados expongan sus razones con paciencia y en tono firme pero siempre respetuoso. Si la persona manipuladora deniega el problema, los afectados pueden recordarles que, aunque se niegue, las acciones hablan por sí solas y el problema debe solucionarse.

Consiguiendo otro tipo de ventaja

Otra forma de actuar de la persona manipuladora una vez descubierta es teniendo en cuenta que no se va a arriesgar a debatir sobre la manipulación explícita. Por esta razón, suele emplear estrategias alternativas para conseguir sus objetivos. Algunas de estas estrategias pueden incluir el descalificar a la otra personas desacreditando sus alegaciones, justificaciones u opiniones con el objetivo de anularlas y obtener con ello una postura de ventaja. Otra estrategia podría incluir intentar cambiar el tema para evitar hablar de la manipulación abierta o entrar en juegos psicológicos para desviar la atención del problema. Es importante tomar conciencia de cuáles son estas estrategias de manipulación indirectas y no permitir que la psicopatía consiga los objetivos esperados.

Mira también:Los tipos de depresión que debes conocerLos tipos de depresión que debes conocer

Amenazas, presión y retirada

Una técnica común utilizada para manipular son las amenazas. Estas pueden ser amenazas verbales, físicas o emocionales. Una persona manipuladora recurre a amenazas para intentar obligar a los demás a hacer algo o actuar de una manera determinada. Esto les permite tener control sobre la otra persona, y a menudo la pueden obligar a ceder a sus deseos o a actuar de una forma diferente a la que estaban haciendo. Por último, una persona manipuladora puede llegar al extremo de retirarse de la situación cuando sea descubierta para evitar enfrentarse a los afectados. Esto demuestra una vez más la resistencia a asumir responsabilidades, la incapacidad para enfrentar consecuencias y la manera de culpabilizar a los demás por la situación, intentando achacarlas a los afectados.

Perdón sin disculparse

Otro comportamiento común entre las personas que manipulan es intentar perdonarse sin disculparse o, lo que es lo mismo, eludir dar una disculpa sincera en cuanto a su manipulación y, en su lugar, pedir perdón y ofrecer algunas palabras de consuelo ya que, esto les permite mantener una imagen de víctima aun siendo los causantes del problema. El perdón sin disculparse demuestra una vez más una falta de madurez por la cual no asumen ninguna responsabilidad por los daños causados por la manipulación. Por esta razón, es importante mantenerse alerta frente a estas señales para no permitir que la persona manipuladora se salga con la suya.

Condiciones para aceptar el cambio

También es importante establecer ciertos parámetros y condiciones para que la manipuladora acepte el cambio. Estas condiciones deben establecerse de forma clara y con una actitud educada y firme, explicando los pasos que necesita seguir para poder mejorar y hablar con respeto a los demás. Antes de establecer estas condiciones cada afectado debe pensar cuáles son sus límites personales y no traspasarlos para evitar mayores daños. Algunas de las condiciones pueden ser:

Mira también:En qué consiste el Síndrome de OteloEn qué consiste el Síndrome de Otelo
  • Mostrar disculpas reales y pensadas con el objetivo de intentar restablecer la confianza.
  • Expresar los sentimientos afectivos de una forma educada.
  • No criticar, minimizar o destruir los intentos de reparación.
  • Aceptar la responsabilidad correspondiente por los daños ocasionados.
  • Comprender que la manipulación no está justificada bajo ninguna circunstancia.

Es necesario establecer desde el principio que la persona manipuladora acepte estas condiciones. De esta forma, evita que vuelva a manipular de forma intencionada. El objetivo no es cambiar la situación de manera inmediata, sino establecer límites y parámetros para lograr un cambio a largo plazo.

Comunicación constante y encuentros presenciales

Por último, es importante mantener la comunicación a pesar del paso del tiempo para comprobar que la manipuladora sigue cumpliendo con las condiciones acordadas. Se recomienda llegar a espacios presenciales para discutir los términos acordados y cualquier cosa relacionada con el tema. Esto permitirá evidenciar si la manipuladora ha aprendido a controlar sus comportamientos y ha asumido la responsabilidad de sus actos, lo que sería el primer paso para dejar atrás esta mala práctica y buscar soluciones. Como se ha explicado anteriormente, el intercambio de palabras y la discusión son indispensables para erradicar este dañino comportamiento.

Conclusión

La conducta manipuladora resulta dañina para las relaciones personales, por lo tanto, cuando una persona es identificada como manipuladora es importante comprender sus intenciones detrás de tales actos y trabajar hacia una comunicación sana y honesta, con el fin de establecer relaciones basados en el respeto mutuo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cómo actúa una persona manipuladora cuando es descubierta? puedes visitar la categoría Psicología.

Esto también te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Seleccione acepto para continuar navegando. Ver mas