Excusas para no ir a una Boda

La etiqueta social dicta que no es aceptable ausentarse a una boda sin una excusa válida. Sin embargo, es posible que existan circunstancias en las que no sea posible asistir. En este artículo daremos un vistazo a algunas de las excusas comúnmente aprobadas para no acudir a una boda, y también discutiremos los modos y motivaciones para compartir estas excusas.

Índice
  1. Las Mejores Excusas para no ir a una Boda
    1. Excusas de Última Hora
    2. Excusas Personales
    3. Excusas Familiares
    4. Excusas Laborales
    5. Excusas Competitivas
    6. Requisitos para usar estas Excusas
  2. Conclusión

Las Mejores Excusas para no ir a una Boda

Excusas de Última Hora

Cuando se trata de las mejores excusas para no ir a una boda, a veces la situación nos abruma de tal forma que la única excusa disponible para evitar la asistencia es mostrar la verdad. Esto es más común cuando se recibe la invitación a última hora y no se tiene tiempo de pensar en una excusa falsa. Esta también puede ser una manera por la cual el invitado ahorre poco tiempo en crear una excusa y una explicación para evitar la asistencia.

Las razones más comunes de última hora son: no tener suficiente tiempo para organizarse, que surjan conflictos de trabajo o familiares que no permita la asistencia, y problemas con el transporte que impiden que el invitado llegue a la boda a tiempo.

Mira también:Cómo organizar la música de BodaCómo organizar la música de Boda

Excusas Personales

Algunas excusas falsas se pueden hacer uso para no ir a una boda, que van entre las más comunes para evitar la asistencia del novio. Estas excusas generalmente tienen que ver con problemas internos del invitado que le impiden ir a la boda. Para dar credibilidad, es recomendable recordar algo que el invitado haya experimentado alguna vez con anterioridad para hacer que la excusa parezca más real.

Las excusas personales más populares son: enfermedades repentinas, posibles complicaciones físicas que pueden conllevar a algún evento inesperado quirúrgico, mareos repentinos, dolores de cabeza insoportables, enfermedades mentales agudas, problemas de visión repentinos, claustrofobia, etc.

Excusas Familiares

Cuando el invitado no quiere dar explicaciones personales esta clase de excusas son perfectas para justificar la inasistencia. Estas excusas se deben enfocar en obligaciones familiares o compromisos con familiares o amigos como una forma de no comprometer la relación con el novio.

Mira también:Ser Madrina, ¿Cuál es su papel principal?Ser Madrina, ¿Cuál es su papel principal?

Las excusas familiares más comunes son: la visita de una pariente lejano que no se ve hace mucho tiempo, reuniones familiares importantes, compromisos religiosos, celebraciones importantes que la familia no puede ignorar, cumpleaños, aniversarios, etc.

Excusas Laborales

Las excusas sin duda pueden salvar a un invitado de tener que asistir a un evento no deseado, como una boda, de una forma discreta. Cuando el invitado no quiere explicar motivos y está en un empleo, usar su trabajo como una excusa puede resultar una gran decisión

Las excusas laborales más comunes son: viajes de trabajo inesperados, compromisos o presentaciones importantes que no pueden ser atendidas a otro horario, reuniones urgentes, cambios repentinos en la agenda laboral, entre otros.

Excusas Competitivas

Estas excusas son estratégicas, y se apoyan en las relaciones entre invitados de la boda para crear una rivalidad divertida. Estas excusas pueden tener un carácter humorístico con un tono amigable entre los dos involucrados, e inician con alguna disculpa para explicar la ausencia del invitado.

Las excusas competitivas más famosas son: desafíos anteriores con el prometido de jugar fútbol, una competencia contra el novio por la doncella o preparación para una carrera en equipo importante que excluye la asistencia a la boda. Algunas situaciones se pueden realizar en la misma boda con un individuo más valiente,pero se debe tener cuidado con no ofender a nadie.

Requisitos para usar estas Excusas

Algunos requisitos se deben cumplir para usar cualquiera de estas excusas sin ser descubiertos. Estos requisitos son los que la mayoría de invitados a bodas fallan, y los que no se deben pasar por alto para disminuir los riesgos de ser descubiertos y avergonzarse.

Los principales requisitos para usar estas excusas son los siguientes:

  1. No especificar demasiados detalles al contar la excusa.
  2. Usar un tono amigable sin llegar a ser grosero.
  3. Dar disculpas antes, en lugar de confirmar la presencia y cancelar la asistencia.
  4. Durante la boda, enviar felicitaciones y/o regalos al prometido.
  5. Mantener una distancia sana con la pareja y el resto de invitados.
  6. No olvidarse del compromiso.

En conclusión, con un poco de creatividad, y seguir estos sencillos requisitos, cualquiera de estas excusas para no ir a una boda pueden ser efectivas.

Conclusión

En conclusión, hay muchas razones para considerar faltar a una boda. Revisar cuidadosamente los pros y los contras de la situación es fundamental antes de tomar una decisión. Sea cual sea la opción escogida, mantener los buenos modales y la consideración hacia los novios son parte esencial para preservar un buen ambiente.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Excusas para no ir a una Boda puedes visitar la categoría Bodas.

Esto también te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Seleccione acepto para continuar navegando. Ver mas