¿Por qué he «caído» en una nueva relación tóxica?

La relación tóxica nunca es buena ni sana, muchas veces la sufrimos pero nos cuesta salir. Esto nos hace preguntarnos por qué hemos "caído" de nuevo en este ciclo de relaciones tóxicas que pueden llegar a afectarnos tanto, desde lo emocional hasta lo físico, incluso lo material. Por estas razones, este artículo analizará los motivos por los cuales las personas caen de nuevo en una relación tóxica.

Índice
  1. ¿Cómo identificar una relación tóxica?
    1. 1. Comportamiento manipulador
    2. 2. Claves del lenguaje corporal
    3. 3. Comunicación pasiva-agresiva
    4. 4. Negación de problemas reales
    5. 5. Ausencia de apoyo y comprensión
    6. 6. Requisitos esenciales para el final de la relación tóxica
  2. Conclusión

¿Cómo identificar una relación tóxica?

1. Comportamiento manipulador

Una relación tóxica es una relación en la que una de las partes intenta manipular, controlar o intimidar a la otra.​​​​​​ El comportamiento manipulador a menudo comienza lentamente y puede pasar desapercibido durante un período prolongado de tiempo. Las personas que manipulan suelen intentar controlar los sentimientos, comportamientos, pensamientos y actividades de sus parejas. Esto puede incluir hacer que su pareja se sienta como si fueran la única persona responsable de todos los problemas. Esto a menudo ocurre cuando las personas tienen relaciones con personas que son co-dependientes. Las personas co-dependientes son más susceptibles a permitir que otra persona controle su vida.

2. Claves del lenguaje corporal

Las señales de lenguaje corporal son a menudo una indicación de una relación tóxica. Los cambios en el lenguaje corporal pueden incluir ponerse a la defensiva, distanciamiento social, falta de interés, reacciones explosivas, miradas hostiles e incluso la falta de respeto. Todos estos comportamientos son signos de que puede haber una relación tóxica en lugar de una relación saludable. También se debe prestar atención a los patrones de comportamiento. Si se percibe una repetición de comportamientos despectivos o manipuladores por parte de una pareja, es posible que esté en una relación tóxica.

Mira también:Amor y tristeza… ¿Siempre van de la mano?Amor y tristeza… ¿Siempre van de la mano?

3. Comunicación pasiva-agresiva

Otro signo de relaciones tóxicas es la comunicación pasiva-agresiva. Los problemas de comunicación son una de las principales causas de relaciones tóxicas. La comunicación pasiva-agresiva involucra el uso de mensajes en los que no se expresa abiertamente el enfado o la frustración. En lugar de ello, el mensaje se envía de forma indirecta a través de señales no verbales como la autodestrucción, el distanciamiento social, el desinterés y el tono de voz. Estas formas de comunicación muy a menudo conducen a malentendidos, interrupciones y resentimiento.

4. Negación de problemas reales

En una relación tóxica, una de las partes puede negar que haya ningún problema real, incluso si hay evidencias obvias de ello. Esto es particularmente cierto cuando se trata de patrones o comportamientos repetidos que tienen efectos negativos en la relación. El negar que existan problemas puede afectar la capacidad de las dos partes de resolver los problemas de la relación y con frecuencia conduce a situaciones aún más difíciles.

5. Ausencia de apoyo y comprensión

Un signo común de relaciones tóxicas es la falta de apoyo o comprensión. A menudo, una pareja tóxica se desesperará en un intento de expresar sus pensamientos y sentimientos, pero la otra persona se negará bloqueando a la primera. Esto puede incluir la negación de necesidades básicas, los sentimientos de la pareja y la falta de respeto hacia los esfuerzos de la pareja. La ausencia de apoyo y comprensión puede terminar por agravar la situación, incluso puede terminar en la terminación de la relación.

Mira también:Necesitamos algo más que amor para que la relación perdureNecesitamos algo más que amor para que la relación perdure

6. Requisitos esenciales para el final de la relación tóxica

  • Comprende que estás en una relación tóxica.
  • Escucha los sentimientos y pensamientos de la otra persona sin juzgar.
  • Comunícate de forma directa, asertiva; utiliza "I" sentencias.
  • Se respetuoso incluso cuando las cosas son difíciles.
  • No uses drogas ni alcohol para distanciarte de los problemas.
  • Busca apoyo externo que pueda ayudarte a distanciarte de la relación.

Es importante tener en cuenta que no es saludable permanecer en una relación tóxica. Tomar la decisión de poner fin a una relación tóxica es un paso importante para proteger la propia salud emocional y mental. Sumado a esto, buscar ayuda externa para processar los sentimientos y pensamientos, también pueden ayudar a afrontar y superar la relación tóxica.

Conclusión

Es importante ser consciente de la importancia de tener una relación saludable y aprender con el pasado para mejorar en el futuro. Las relaciones tóxicas son desequilibradas y insalubres, y merecen ser identificadas para tomar la decisión correcta sobre su futuro.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Por qué he «caído» en una nueva relación tóxica? puedes visitar la categoría Relaciones.

Esto también te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Seleccione acepto para continuar navegando. Ver mas